fbpx

La tecnología Blockchain es conocida sobre todo por su relación con las criptodivisas, aunque el Bitcoin o el Ethereum se han convertido, con el tiempo, en un caso particular de uso de las llamadas “cadenas de bloques” que introdujo Satoshi Nakamoto en 2009 por primera vez para sustentar el Bitcoin. El potencial para su aplicación en campos como el mantenimiento de registros, la automatización de flujos de trabajo o la tokenización es extraordinario. El ingrediente secreto y diferencial de la tecnología Blockchain es el de la descentralización de las operaciones.

En casi todas las actividades que se realizan habitualmente interviene la figura de los intermediarios, que son los que validan las transacciones y operaciones, ya sean monetarias, movimientos de bienes de consumo en cadenas de suministro, registros y certificaciones, etcétera. La centralización introduce cuellos de botella en las operaciones y transacciones, que tienen que esperar turno para la validación correspondiente.

Blockchain: la descentralización es el futuro

Blockchain guarda cierto parecido con las bases de datos tradicionales: al fin y al cabo, el objetivo es almacenar y llevar cuenta de los datos, pero a partir de ahí cualquier parecido entre ambas tecnologías es mera coincidencia. Blockchain realiza los registros de operaciones de forma distribuida y descentralizada, garantizando, por propio diseño de las redes blockchain, que las operaciones sean inmutables.

Con Blockchain, una vez definidos los algoritmos que intervienen en las transacciones y registros que se desean gestionar, no se necesitan intermediarios y se facilitan otros procesos como los de auditoría de operaciones o la automatización de tareas, que antes precisaban de la intervención de la figura del intermediario. Los Smart Contracts, por ejemplo, uno de los ejemplos de aplicación de Blockchain, se generan y firman automáticamente si se dan las condiciones definidas en los procesos sin que se necesite la comprobación de una entidad intermediaria.

Empresas como Asseco, especializadas en el desarrollo de soluciones IT empresariales, ya han integrado Blockchain en su repertorio de soluciones de transformación y digitalización para las empresas, a modo de pilar estratégico para sectores como la banca, los seguros, la educación o la salud.

Lo hecho, hecho está: transparencia y criptografía al servicio de los clientes

Blockchain, en su concepción tecnológica, como red distribuida que es, lleva cuenta de las transacciones y registros de un modo tal que no pueden modificarse. Además, la trazabilidad permite volver sobre las operaciones realizadas en un proceso empresarial sin que haya lugar para la falsificación, modificación o eliminación. Las operaciones de validación de los bloques de la Blockchain se realizan a través de algoritmos criptográficos complejos y seguros.

Te puede interesar

Estas son algunas de las virtudes de las Blockchain que están haciendo que esta tecnología esté moviéndose rápidamente hacia las aplicaciones reales más allá del hype. De hecho, Gartner lo muestra en su “Curva del Hype para la tecnología Blockchain”, donde la descentralización de aplicaciones, las propuestas de Blockchain como PaaS y las plataformas de Blockchain o los wallets han salido o casi han salido de de la fase de “decepción” tras llegar a lo más alto del hype. Los Smart Contracts o la tokenización están precisamente en esa fase, pero la velocidad con la que se mueven estas aplicaciones y casos de uso de Blockchain es notable.

Las predicciones ya hablan de cifras multimillonarias a su alrededor. Sin ir más lejos, según la consultora PwC, el impacto de la tecnología Blockchain en el PIB español será de unos 20.100 millones de euros en 2030 y a escala global será de unos 1,5 billones de euros. El uso de blockchain en compañías de más de 50 empleados en España es del 11% según cifras de IDC.

Los campos de aplicación son variados y encuentran su lugar en sectores como los de la educación, la banca, las cadenas de suministro, la energía o la movilidad. En cada uno de estos sectores se aprovechan virtudes de Blockchain diferentes, como la trazabilidad, la seguridad o la automatización de procesos.

1. Dalion: identidad digital autogestionada

Uno de los obstáculos para la implementación de la tecnología blockchain en campos de aplicación como el de las votaciones es el de la verificación de la identidad. El proyecto Dalion, de tipo colaborativo, aúna la iniciativa de diferentes empresas en busca de la identidad digital autogestionada. Entre estas empresas tenemos a Banca March, Banco Santander, CaixaBank, Generali, Inetum, Liberbank, Línea Directa Aseguradora, MAPFRE o Repsol, además de administraciones públicas como los Ayuntamientos de Alcobendas y Oviedo, o universidades como la de Extremadura o Zaragoza.

La propuesta de Dalion pasa por crear un wallet de identidad usando tecnología Blockchain, que permitiría gestionar la autenticidad de dicha identidad de forma descentralizada y sin necesidad de intermediarios.

Hay otros proyectos en marcha en esta dirección, la de disponer de una identidad digital autosoberana Blockchain, como el que está desarrollando Asseco junto con una entidad bancaria. La gestión de la identidad mediante Blockchain es un pilar fundamental para el despliegue de esta tecnología en campos como el de las finanzas o la administración electrónica.

2. Blockchain como Servicio o BaaS

El desarrollo de plataformas Blockchain as a Service (BaaS) es uno de los facilitadores más importantes de Blockchain. Las empresas de gran calado pueden desarrollar sus propias soluciones, pero las empresas que quieran integrar Blockchain en algunos procesos, con volúmenes de negocios, transacciones o clientes especialmente elevados o numerosos, no están en disposición de invertir grandes sumas en su propia tecnología.

Asseco, como parte de su propuesta de valor alrededor de Blockchain, está desarrollando soluciones BaaS tanto en modalidad PaaS y SaaS, al tiempo que asesora en el proceso de implementación de soluciones en plataformas como IBM, AWS, Kaleido o Azure.

3. Blockchain para garantizar la procedencia del hidrógeno

Garantizar que un bien o un producto tiene el origen que se pide y no otro, es clave para evitar falsificaciones o fraudes. Y en el caso de la energía, es importante saber si su origen está asociado a emisiones de CO2 o no. Las energías limpias, como el hidrógeno, solo lo son si la energía procede de fuentes limpias.

Existen soluciones como GreenH2chain, basada en blockchain, que permite a los clientes que usen hidrógeno como combustible, conocer la procedencia del mismo, ya sea ecológica o no. Durante el proceso de síntesis del hidrógeno, los datos de procedencia se compartirán en la cadena blockchain de modo que puedan consultarse en el momento de repostar.

4. La denominación de origen del vino con blockchain

Ya hay bodegas de vino que usan la tecnología Blockchain para certificar la denominación de origen de sus vinos. Va un paso más allá, integrando los datos obtenidos a partir de sensores en los viñedos para aportar información sobre las condiciones de cultivo, que son parte importante de la D.O.

Otras iniciativas similares, pero en el sector de la alimentación, está en la trazabilidad del origen del producto para evitar fraudes como el de la D.O. Guijuelo, que permite “seguir” los jamones desde su origen hasta que llegan a los consumidores.

5. Cadena de suministro con blockchain

SEAT, ya hace tiempo que ha incorporado la tecnología Blockchain en factorías como la de Martorell para mejorar la trazabilidad de las piezas de la cadena de suministro. En este caso, SEAT entró en la red de Blockchain de Alastria, formada por 70 grandes empresas, entre ellas Asseco, y que sirve como “aceleradora” para la prueba en integración de la tecnología Blockchain.

Dentro de esta gestión de la cadena de suministro usando Blockchain, entran en juego los Smart Contracts, un campo donde Asseco tiene también proyectos en marcha de cara a automatizar la formalización inmediata y sin intermediarios de los numerosos contratos que intervienen en el movimiento de suministros provenientes de diferentes proveedores.

6. Tokenización: digitalización de bienes y activos mediante Blockchain

En la actualidad ya hay un buen número de proyectos alrededor de la tokenización. Asseco habla en términos de “la economía tokenizada”, en la que se convierten en “tokens” no solo los activos financieros o materiales tokenizados, sino muchos de los procesos de autenticación, verificación o autenticación que ahora precisan de una gestión manual o a través de intermediarios.

Las modalidades son numerosas, como las Utility Tokens, Security Tokens, FT(Fungible Token), NFT(Non Fungible Token), ICO(Initial Coin Ofering), STO(Security Token Ofering), ETO (Equity Token Ofering) y encuentran aplicación en sectores como las finanzas, el mercado inmobiliario, los recursos humanos, la salud o el arte, donde se prevé un campo de aplicación especialmente relevante.

Te puede interesar

7. Educación: titulaciones sin posibilidad de fraude o extravío

Algunas universidades están explorando las posibilidades de la tecnología Blockchain para garantizar la autenticidad de las certificaciones académicas o para sustituir incluso a los diplomas académicos tradicionales como única acreditación para optar al mercado de trabajo a partir de una titulación académica.

Hay firmas que están desarrollando plataformas para el registro y certificación de títulos académicos. Es un caso de “intermediario – agregador” y sería deseable que fueran las propias universidades e instituciones académicas las que estuviesen integradas en la plataforma.

Una tendencia que se ha convertido en realidad

Como se puede ver, Blockchain ya es una tecnología que se aplica en infinidad de sectores y casos de uso reales. Su potencial es también real, más allá del “hype” inicial, y las empresas empiezan a entender la importancia que puede tener de cara a crear más oportunidades de negocio, mejorar la eficiencia de los procesos empresariales, tanto internos, como B2B o B2C, o incluso de cara a no perder competitividad.

Empresas como Asseco ya ofrecen soluciones Blockchain como parte de su repertorio de propuestas para digitalizar, transformar u optimizar procesos de negocio. Las empresas ya no solo tienen que preguntarse qué es Blockchain, sino también pensar en cómo integrarla o si esta tecnología puede servir, incluso, como catalizador de nuevos modelos de negocio. Una galería de arte, sin ir más lejos, podría integrar Blockchain como elemento de valor añadido para sus clientes de cara a garantizar la autenticidad y ofrecer una completa trazabilidad de los procesos creativos detrás de las obras.

Blockchain existe más allá del Bitcoin, un punto de partida interesante, pero que a estas alturas no es más que un caso particular de esta tecnología.

Por NicoElNino

Fuente: https://solucionesitasseco.xataka.com/blockchain-ha-llegado-para-quedarse-7-ejemplos-como-esta-mejorando-procesos-internos-externos-empresas/

Reproducido por Esperanza Herrera

Contenidos Digitales Ingenieros de Marketing

www.ingenierosdemarketing.com.co

www.JulianCastiblanco.com

www.deceroasapo.com