fbpx

Actualmente, no se hace extraño la aplicación de lecciones deportivas en el entorno empresarial. Las habilidades y valores que se desarrollan a través del deporte pueden traducirse de manera efectiva en estrategias de liderazgo empresarial que fomente una cultura laboral enriquecedora.

¿Cómo jugar en la cancha corporativa?

Un ambiente laboral positivo incentiva la promoción de colaboración y el desarrollo de habilidades de liderazgo, este es uno de los principios que aplica perfectamente para un director técnico y para un gerente. La integración de lecciones deportivas en la gerencia corporativa conlleva una serie de beneficios significativos. A continuación comparto 3 puntos que considero los principales aprendizajes que podemos extraer del deporte para aplicar en el trabajo en equipo:

Foco en Objetivos

Con la mente en el juego. La motivación juega un papel fundamental en la consecución de las metas del negocio, es por eso que cada persona que sale a la cancha debe tener un enfoque claro para que pueda direccionar sus esfuerzos.

Resiliencia

Así como hay que levantarse después de un partido perdido, en el mundo corporativo se deben afrontar ciertas derrotas cada vez con mayor destreza para capitalizar los errores y fortalecer la empresa a partir de lecciones aprendidas.

Desarrollo de Liderazgo

La siguiente jugada puede determinar la final del campeonato, desde la gerencia corportativa es fundamental incentivar el desarrollo de habilidades de liderazgo entre los líderes de la organización para que la toma de decisiones bajo presión se entrene de manera que favorezca la empresa.

Las habilidades ganadoras

Las habilidades adquiridas a través de la participación en actividades deportivas pueden tener un impacto significativo en el contexto corporativo. La disciplina, la determinación, la gestión del tiempo y la capacidad para trabajar en equipo son solo algunos ejemplos de habilidades transferibles desde la cancha a la sala de juntas.

Disciplina

La disciplina es esencial tanto en los deportes como en la gestión empresarial, ya que permite mantener el rumbo en situaciones desafiantes.

Gestión del tiempo

La capacidad para administrar eficientemente el tiempo es crucial en ambos escenarios, asegurando la máxima productividad tanto en el campo como en la oficina.

Trabajo en equipo

La capacidad para trabajar en colaboración con otros, inherente a muchos deportes, es fundamental para el éxito empresarial.

Un entrenamiento que requiere gestión

Además de tomar los aprendizajes que se pueden extraer a partir de reflexiones alrededor del deporte, incentivar la práctica de esta actividad entre el talento humano promueve el aprendizaje experiencial que facilitará el fortalecimiento de habilidades. Esto puede desencadenar beneficios tangibles en términos de motivación, compromiso y bienestar general en el entorno laboral.

Actividad física

Integrar la actividad física en el día laboral promueve la salud y el bienestar de los empleados.

Metas grupales

Establecer objetivos colectivos fortalece el sentido de pertenencia y la camaradería dentro del equipo.

Celebración del trabajo en equipo

Reconocer y celebrar los logros colectivos alimenta un espíritu positivo y una cultura de colaboración.

El trabajo en equipo es determinante en ambos ámbitos

La capacidad para colaborar eficazmente con colegas, confiar en los miembros del equipo y comunicarse de manera efectiva son habilidades críticas que impulsan el éxito en ambos contextos.

La disciplina y la perseverancia, fundamentales en los deportes, también pueden ser aplicadas de manera efectiva en la toma de decisiones empresariales. La capacidad para mantener el enfoque en los objetivos, incluso frente a la adversidad, y para tomar decisiones calculadas son atributos valiosos que nos dejan grandes lecciones para asumir las circunstancias retadoras que se presentan a diario en las empresas.

Un poco de sana competencia…

La competencia sana, tanto en el ámbito deportivo como en el empresarial, puede ser un impulsor para la mejora de la productividad y el rendimiento general.

Innovación

La competencia saludable motiva a buscar nuevas y mejores formas de realizar tareas y alcanzar objetivos.

Superación personal

El deseo de superarse a uno mismo puede conllevar mejoras sustanciales en el rendimiento y la calidad del trabajo.

Rendimiento elevado

La competencia fomenta un ambiente en el que se establecen altos estándares de desempeño, impulsando la productividad.

¡Vamos juntos por la victoria!

La integración de lecciones deportivas en el ámbito empresarial puede ser un catalizador del crecimiento individual y organizacional. La invitación es a lanzarse en la abierta promoción de las reflexiones en equipo e incluso la realización de actividades deportivas con el fin de desbloquear el potencial máximo de los equipos y líderes empresariales.

Créditos al contenido

    • Este artículo incluye la siguiente bibliografía:

Aguayo, J. (2022). El deporte como herramienta de desarrollo y formación personal en la empresa. Revista de Ciencias Económicas y Empresariales, 22(1), 141-158.

Delgado, M., & García, J. (2018). El deporte como fuente de aprendizaje para la empresa. Revista de Investigación Educativa, 36(1), 175-191.

González, J., & Sánchez, M. (2017). Los valores del deporte en la empresa. Revista de Estudios Económicos, 60(2), 265-285.

    • Este artículo fue finalizado con el apoyo de Inteligencia Artificial.
    • Aportes: Juan Luis Velasco Mosquera.